Villa Tavidá #turistademipaís

Este año una de mis resoluciones fue conocer más lugares maravillosos de Panamá. Hace varios meses atrás o quizás años vi en el IG de una amiga este lugar y me encantó, empecé a seguir la cuenta y bueno ahora ya se dió la oportunidad. Con la JMJ cerramos viernes y sábado en la tienda y nos fuimos para allá. Cuando llegamos cerca de Penonomé pusimos waze y nos llevó derechito.

Villa Tavidá es una reserva natural privada en Coclé. Apenas llegas está rodeada de árboles y flores que te va dando un preview de lo que verás más adelante. El joven de la recepción super atento y ameno, nos llevó hasta nuestro cuarto con balcón, hamaca y vista a la cascada. El baño también tenía una ventana grande con vista a la cascada y al bosque. ¡Espectacular!

Ya como a las 4:00-4:30 p.m. bajamos a conocer la estrella del spot «La Cascada». En el recorrido, nos admiramos de los arboles, arbustos, helechos, hormigas y demás. Una simbiosis increíble entre plantas y animales, todas están ahí por una razón. Aveces en mi asombro asustaba a mi esposo y a Adrián, cuando veía una mariposa o mantis o helechos azules pegaba mis gritos de emoción. Energizante la caminata, escuchar la caída del agua. Solo metimos los piecitos (el agua requete fría) porque nos recomendaron que no nos podíamos quedar después de las 6:00 pm por seguridad.

Luego subimos a la biblioteca mientras esperábamos la hora de la cena. Tantos libros interesantes y variados. Cada rincón de Villa Tavidá es una belleza.

El sábado después del desayuno bajamos a la cascada de nuevo. Mi esposo llevó su cámara (creo que para chifiar el chapuzón frío) . Adrián y yo si nos metimos y nos divertimos muchísimo.

Cuando una se va acercando a la cascada se va sintiendo la brisa y la fuerza del agua, una ricura.

A la hora del almuerzo nos atendieron en esta área que tiene cientos de plantas medicinales, comestibles, finas hierbas. La comida: DELICIOSA y la atención buenísima. Pedimos sancocho, tajadas y cervecitas (perfección).

En esta área tiene plantas medicinales, finas hierbas y plantas comestibles.
LAUDATO SI
Alrededor de esta área hay siembra de TODO. Café, otoe, espinaca, cítricos, ciruela, etc, etc.

Hay senderos y recorridos guiados que son de 3 unas horas, como estábamos con Adrián, nos recomendaron subir a la casa de un amigo del dueño para tener una vista aún más panorámica. Subimos lomas y disfrutamos del paisaje pero no fue tan larga la caminata.

Ya el domingo antes de irnos, bajamos de nuevo, no nos podíamos ir sin que André se metiera, fue una odisea porque es flojo para el frío. Al final se animó.

Nos divertimos un montón. Es una experiencia y conexión con la naturaleza, asombrosa.

Saludos,

GB

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. GretaBayo dice:

    Looooove it!!! Ya se me antojó ir.

Responder a garbochic Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s